//** Sonando de fondo  Damien Rice - The Blower's Daughter





El pasado miércoles 16 de febrero tuvo lugar uno de esos eventos a los que es difícil resistirse;  The Macallan Tweets -evento organizado por los chicos de cien volando -   reunía en Arola Gastro a dos de los "gremios" de bloguers más "ruidosos" - moda  y gastronomía - con el fin de  ofrecernos una cena maridaje,  confeccionada para la ocasión y en la que viajaríamos a través del " universo" The Macallan realizando una vertical con sus whiskies más representativos.





La idea principal con la que se nos reunía era mostrarnos que esta  marca  está trabajando para darle una vuelta de tuerca al mundo del whisky  - al igual que hace unos años se ha produjo  la " revolución del gyn tonic" -   dónde  quizás algunos se han dormido en los laureles ; el perfil de persona amante del whisky suele asociarse con una edad avanzada y unos gustos bastante clásicos;  por eso The Macallan nos quiso hacer  partícipes de esa "modernización" desde un principio  sirviéndonos un  Horse´s Neck , que haría las veces de cóctel de bienvenida y que también maridaría  a la perfección con los espectaculares aperitivos de  Sergi tiene actualmente en carta.





Bitter con berberechos y Percebes
Aceitunas de Campo Real
Pan de algas con Tapenade
Cornete de Boletus, piñones y yema aliñada.
Nougat de maiz tostad , flan de maiz y mousse de foie
Coca-pizza Margherita
Huevos de codorniz con chorizo
Patatas Bravas Mixtas






Una vez terminados los aperitivos , y mientras nos introducíamos en el mundo de los " single malt " ,  empezamos la "vertical / maridaje"  propiamente dicha  ( 12 - 15 - 18 - 25 y 30 años ); los gustos de la mayoría apuntaron como claro ganador al 18 - el niño de los ojos en The Macallan , según nos comentaba su Brand Ambassador - aunque a mi me siguen cayendo lagrimones como peras de agua con los matices, los recuerdos y el encanto del 30 años, hasta el punto de que el postre  con el que maridaba se quedó literalmente en pañales ante tal avalancha.






El primer lugar nos sirvieron un Mejillón en escabeche con salsifis: 

Gran recreación de este clásico,  en la que la carne del molusco - de roca-  aparece acomodada  sobre un polvo de escabeche a base de maltodextrina  y cubierta por una gelatina de cerveza; increíble el mimetismo de la concha y tremendo el contraste del salsifis

 

Tupinambo:

En un principio , reposando entre los microbrotes  apareció una  mousse trufada de ave , con una textura  brutal  ( y a la imagen me remito)  que por si misma bien vale una visita ; ya delante del comensal  "cuadraban el círculo" sirviendo la crema ligera.







Liebre:

También en este caso se trataba de un plato en dos servicios; de nuevo un emplatado " de cuento" en el que las verduras orgánicas se rellenan con un intenso paté de liebre - rillette - y posteriormente son regadas con  un jugo de pimientos asados ,  que para mi fue una de las preparaciones más sobresalientes de la noche.






Rubio:

Hablando de sobresalientes, este fue sin duda el triunfador de la noche, espectacular el punto del pescado, potentísimos su jugo y el romesco y de nota también las guarniciones  ( tomate asado, endivias).





Coquelette:

Me apasionan los "mar y montaña" y  en este tipo de preparaciones Sergi es un referente, por eso nada más leer la carta  me frotaba las manos ante este  coquelette relleno de Gamba Roja de Palamós; el sabor estaba asegurado por un lacado perfecto que servían ante el comensal , pero eche de menos ese plus que tendría que haber venido de la mano de una textura "premium".




Naranja Sanguina:

Vuelvo a convertirme al "arolismo" con este " gajo" de naranja sanguina, ( piel confitada) , que rellenan con su mousse helada y que posteriormente pasan por una gelatina vegetal para darle brillo y mantener estructura;  interesantes también el contrapunto de la galleta de sésamo y  del tamarindo.





Cacao:

El colofón a la cena tendría que haberlo puesto este postre, aunque a esas alturas quizá ya era un poco tarde, quizá habíamos cenado mucho, quizá canela era demasiado protagonista o  quizá el helado de vino tinto no era el mejor compañero para el verdadero protagonista y por el simplemente hubiesen merecido la pena las carreras que tuve que pegarme para asistir al evento :

 
- THE MACALLAN 30 - Pura magia


 
Una vez finalizada la cena, volvimos a la cocteleria para ver el funcionamiento del Ice Ball ; este curioso  " artefacto"  diseñado por la propia empresa  y fabricado usando el mismo cobre de los alambiques con los que destilan  , consigue lo que denominan el hielo perfecto - no solo por la forma de esfera , sino porque obtenemos un "cubito" de un tamaño considerable, con lo que nos aseguramos una temperatura ideal y una duración prolongada.

Los más curiosos, podéis ver este video sobre el funcionamiento del Ice Ball y el hielo perfecto





.
.

Share/Bookmark