//** Sonando de fondo   Love of Lesbian - Allí donde solíamos gritar 



Desde que twitter ha llegado a mi vida ,  el tiempo invertido en mantener el contacto con vosotros disminuye considerablemente; me resulta super rápido hacer la dichosa foto con el  móvil - con más pena que gloria - colgarla directamente y que twitter se encargue de distribuirla al resto de redes sociales.
Eso permite que cada vez  estéis  mas al tanto de lo que se cuece en mi día a día, pero sobre todo en mi cocina;  antes no se me ocurriría subir una imagen de mis chipirones en su tinta, pero los tiempos han cambiado y por ello estáis viendo que yo también tomo cocido los domingos de invierno, que hago sushi cuando mis amigos me lo piden y que cuando tengo tiempo me gusta meter las manos en la masa y hacer pan casero.....


Molletes 



Cuando uno no es un mago de los panes , la mejor opción es ponerse en manos de profesionales y utilizar sus recetas; en este caso me he dejado llevar por una de las biblias del pan  - Madrid tiene Miga  - y solo me he limitado a cambiar la masa madre por un poolish - cuestión de tiempo - y rectificar alguna cantidad para acoplarla a la nueva receta y a mis gustos personales ( los prefería con AOVE) . Seguramente el resultado no sea tan espectacular como su " Mollete reloaded "  - yo os animo a que sigáis su receta al pie de la letra - , pero la verdad es que me encantaron y por un momento me pareció que mis vacaciones  por el sur se acercaban....


Poolish:
85 gr de harina de fuerza
96 gr de agua
2,2  gr de levadura  fresca de panadero

Mezclamos los ingredientes hasta obtener una pasta bastante pringosa - cuestión de un par de minutos -
Lo dejamos fermentar en ese mismo recipiente ( cubierto)  durante unos 90 minutos y lo introducimos en el frigorífico durante toda la noche.
A la mañana siguiente lo sacamos de la nevera una hora antes de empezar a hacer el pan.

Ingredientes:
180 gr de poolish
100 gr de harina de fuerza
75 gr de semolina de trigo
26 gr de yogurt griego
3 gr de levadura
3 gr de sal
3 gr de azúcar.
30 gr de aceite  de oliva virgen extra.
45 gr de agua

Mezclamos en un recipiente la harina , la semolina, la sal, el azúcar y la levadura desmigada.
Le añadimos el poolish, el yogurt griego y el agua; lo integramos bien y por último ponemos el aceite y amasamos sobre la encimera enharinada hasta obtener una masa lisa  y suave ( unos 15  minutos).
Cuando tengamos la masa a punto , la colocamos de nuevo en un recipiente y una vez tapada esperamos a que fermente  ( unas 2 horas).





Enharinamos abundantemente la encimera, colamos allí la masa, y la presionamos con suavidad para que pierda el aire.
Cortamos  en 4  partes iguales y dejamos reposar durante 15 minutos.
Le  damos forma redonda con el rodillo o a mano y volteamos  para que se pringuen bien de harina.
Colocamos los molletes sobre una bandeja de horno y dejamos fermentar de nuevo hasta que doblen su volumen. ( unos 90 minutos)






Calentamos el horno a 250º C con vapor ( en mi caso una cazuela con agua en el fondo :) )  y los metemos hasta que estén cocidos ( los mios han tardado unos 12 minutos)





Después de eso  ya tenemos los molletes listos, para pringarlos con un poco de tomate natural, rellenarlos con un buen jamón ibérico y ponerle un chorrito de aceite de oliva virgen extra....!








Ya me puedo morir sin montar en globo ni na.....


Amén!!



.
Share/Bookmark