//**  Mr.Kilombo - Quédate a mi lao








Hace unos días , después de dejarme los "muñones" haciendo una bechamel para croquetas (de esas de perder los papeles)  y habiendo respetado el tiempo de reposo ( sin comérmela a cucharadas) , se me quedó cara de muñeca hinchable cuando al sacarla de la nevera me di cuenta de que no había cuajado lo suficiente. ( aún no se porque)
Después del cabreo y  de sacar  " algunos santos en procesión" , se me apareció Karlos Arguiñano  en el culo de una San Ignacio y me recordó aquello de " En la cocina no se tira nada....." ; asique me puse manos a la obra, porque necesitaba un plan para salvar aquel despropósito.....

En un principio tenia muchas dudas de poder conseguir  algo parecido a mis croquetas habituales :

//**  por ejemplo estas de pulpo que se hacen tal que así:

350 ml de leche
250 ml de nata
150 ml de caldo de cocer el pulpo
55 gr de aceite
una nuez de mantequilla
65 gr de harina
100 gr de pulpo picado
Media cebolleta 









Pero la idea de unas croquetas líquidas con agar agar tampoco pintaban muy mal ; asique  después de llevarme 3 veces las manos a la cabeza, pensando como coño se lo iba a tomar  alguna posible abuela fiel a esta parroquia...... me tiré al barro.

La cosa es tan fácil como volver a poner la bechamel en un recipiente ( lo mas ancho posible) y añadir medio sobre de agar agar en polvo ( a ser posible del de verdad y no del  " casero" ).
Le damos unos meneos con la varilla y lo acercamos al fuego; a partir de ese momento no paramos de remover hasta que la masa empiece a burbujear , aguantamos durante un minuto y lo retiramos.
Volvemos a colocar en el molde correspondiente y en cuanto aquello pierda un poco de temperatura cuajara y se hará fuerte  como "Águila Roja" las noches de los jueves.
Una vez enfriado, podremos poner la "máquina croquetera" en marcha, sin ningún tipo de problema.

Algunos de vosotros pensara.................... ¿qué coño conseguimos con esto???
Pues la respuesta es bien simple, además de poder darle forma ( que no es poco), el agar agar perderá sus propiedades gelificantes a partir de los 80-85 ºC, con lo cual cuando la fritura vaya "haciendo efecto", la croqueta se irá volviendo cada vez mas líquida y en el momento en el que esté dorada, el resultado interior será una bechamel superlíquida , de esas que se recuerdan unos cuantos años.....
Vean ustedes la foto de  las croquetas de iberico "agar-izadas":







Con esto no quiero decir que os carguéis a posta unas croquetas para luego "repararlas", pero ahora ya tenéis a mano una solución para cuando algo salga mal...... porque en la cocina no todo es tan bonito como lo pintan en los libros......
Share/Bookmark